subscribete: Posts

De bate a batidillo

0 comments

El tan mentado debate de los presidenciables, no solo fue un montaje que, por mucho, agravia fuertemente la inteligencia de los mexicanos sino que también, fungió como un impolítico “pasarle por encima” a lo poco que de democracia nos quedaba.

Una vez más, el IFE –institución encargada de regular y defender la democracia nacional- demostró su servidumbre para con los partidos políticos, no solo estaba en sus manos la realización de un evento de suma importancia para los votantes –en teoría, debatir para los aspirantes a la presidencia, debería ser una oportunidad para extenderle al pueblo sus propuestas de campaña, no para continuar dividiéndolo con sus descalificaciones y actitudes apolíticas-, sino que también, estaba obligado –por el simple hecho de ser una herramienta más al servicio del pueblo- a ajustar la verborrea de los expositores, exclusivamente a cada tema que se les iba presentando, pero ni modo, no se le puede pedir mucho a quienes fueron concebidos para la subordinación, palmas burlonas para el instituto por favor.

Durante 120 minutos, los televidentes fuimos testigos de la falta de compromiso que para con la nación, tienen nuestros pretendientes, -que si una policía militarizada, que si aplausos por las vialidades de cuota y las inversiones privadas en PEMEX, que si aumentar el número de elementos en las policías federal y estatales, que si castigar a los gobernantes que no se quieran meter al ruedo, que si eliminar únicamente 100 diputaciones federales, que si la manga del muerto y que a Chuchita la bolsearon- lamentables participaciones venidas a menos –aún más- por sus señalamientos por completo fuera de lugar que, solamente denotaron, por un lado, verdadero miedo por sus contrincantes y por el otro, una excesiva urgencia por apoltronarse en la máxima silla.

Las carcajadas resonaron cuando Andrés mostró una foto de cabeza, se repitieron cuando Enrique dio a entender que a él le daban menos tiempo que a los otros, resultaban incontenibles, cada que Josefina se lanzaba desesperadamente a la yugular de su tricolor contendiente y de plano estallaron cuando Quadri –protegido político de la Gordillo- habló de educación.

¿La broma de la semana?, la edecán del “debate”, ganaría la presidencia por unanimidad.

Antonio Andrade

Leave a Reply