subscribete: Entradas

Como plantearse el problema de San Juan Copala

0 Comentarios

Carta a una periodista

Por David Cilia Olmos
Querida compañera: A mí también me duele esta violencia fratricida, esta violencia entre hermanos triquis como dices, ¿Pero has notado que sólo caen muertos, heridos, violadas, torturados, los hermanos y hermanas triquis de un lado y del otro lado nada?
Me podrás decir que la muerte de Heriberto Pazos demuestra que no solo los del MULT disparan contra la gente del Municipio Autónomo, sino que del otro lado también se cuecen habas, pero hay una infinidad de evidencias que gritan otra cosa.
Nada más ver las fotos del vehículo en el que murió Heriberto Pazos y compararla con otras que se han dado en medio de este conflicto hace que resalte la diferencia. Los mismos hermanos Cerezo, cuando lamentaron la muerte de Pazos señalaron el carácter profesional del “trabajo”. Todavía no se informaba a la policía y ya estaba ahí la Procuradora General del Estado de Oaxaca María Candelaria Chiñas y el Secretario de Gobierno, como si hubieran estado atentos a lo que sucedería para llegar de inmediato, un poco hacen recordar el caso de Zorrilla Pérez Director de la DFS llegando al lugar donde sus  hombres asesinaron a Manuel Buendía.
Los guardaespaldas de Heriberto Pazos no vieron, no oyeron, ni sintieron cuando a través de una abertura de unos 10 cm en la ventanilla, le dispararon. No vieron quién disparó pero supusieron fue desde una moto en marcha, la que persiguieron sin lograr alcanzarla pues un poco adelante ellos mismos chocaron contra un taxi. Dos de los guardaespaldas eran de la policía estatal, el tercero era un miembro del MULT armado y preparado para proteger a Heriberto Pazos. Los tres guardaespaldas estaban distraídos al mismo tiempo, y en ese mismo momento fue cuando dispararon las 3 balas que le quitaron la vida.
Así las cosas, todo parece indicar que la muerte de Pazos fue –como lo dice el mismo MULT en sus comunicados– un crimen de Estado. Un acto deliberadamente planeado, en el marco de una secuencia de acciones que incluyen la muerte de Catarino Torres Pereda, dirigente nacional de CODECI y que tiene por objeto reventar la “gobernabilidad” impuesta a sangre y fuego mediante la exacerbación de las contradicciones entre las organizaciones sociales.
No solo en San Juan Copala en lo que va del año han hecho y deshecho los paramilitares, sino en varias regiones del Estado. En el pasado proceso electoral en Oaxaca la lógica de Ulises Ruiz podría interpretarse como: “Caliento los distritos donde tengo más oposición, se cancelan las elecciones por el conflicto social y entonces quedan en la contienda solo los distritos electorales donde tengo una mejor correlación de fuerzas. Donde no tengo votos pero tengo paramilitares, evito la elección”.
En la actualidad, a un mes del relevo por Gabino Cue, la lógica de Ulises parece responder a un cálculo político de mediano plazo: “Ya que no gané las elecciones, caliento el estado, detono el conflicto social, termino con todo signo de gobernabilidad, y le heredo al nuevo gobernante, a Gabino Cue una situación tan grave que puedo sembrar en la opinión pública la idea de que Estábamos mejor con Ulises”.
Este cálculo de una sociedad desbordada implica que el nuevo régimen de Gabino tendrá que someterse a la ayuda, asesoría, operación, de los hombres de Ulises para desactivar el conflicto social.
Pero también cabe que la muerte de Heriberto Pazos no fue fruto de un cálculo político, sino de un desbordamiento de quienes les han servido.
Veamos los hechos. Hasta la toma de San Juan Copala por más de 300 paramilitares, la relación del MULT con UBISORT, ambos bajo la protección y financiamiento del gobernador del estado había ido evolucionando en las fases de:
1)      Antagonismo 1994-2007.
2)      Coincidencia en que el Municipio Autónomo debería desaparecer 2007-2010.
3)      Concertación de espacios en el territorio, delimitación de las áreas bajo control militar de uno y otro, en el cerco ordenado por Ulises Ruiz contra el Municipio Autónomo. Noviembre 2009 a julio 2010
4)      Acciones militares coordinadas (noviembre 2009). Por ejemplo cuando mientras UBISORT bloqueaba la caravana de los compañeros del FPDT de Atenco por la Sabana, el MULT atacaba el albergue escolar y asesinaba a un niño. Noviembre 2009 a septiembre 2010.
5)      Complicidad mediática durante sus respectivos ataques al Municipio Autónomo (2010).
A partir de julio del 2010, una vez que se dio a conocer la derrota de URO en las elecciones, los sicarios de UBISORT previendo su futuro hicieron alianza directa con el MULT. Inaugurando una nueva etapa.
Fue esta alianza materializada entre Antonio Cruz, mejor conocido como Toño Pájaro quien comandara a los paramilitares de UBISORT y Amado o Carmelo Ortiz Domínguez y su hermano Manuel, ambos del MULT la que finalmente llevó a cabo el sangriento asalto casa por casa que terminó con el desalojo de San Juan Copala entre el 11 y 23 de septiembre de este año.
Pero una vez en poder de la alianza MULT-ex UBISORT la localidad de San Juan Copala, se iniciaron las diferencias sobre la parte del botín que le correspondía a cada uno.
El MULT no estaba dispuesto a dejarle a Toño Pájaro, su antiguo enemigo y verdugo, ni una sola parte de la localidad. Es más, la sola presencia de Toño Pájaro en San Juan Copala representaba un peligro militar para el MULT y si a esto sumamos  el protagonismo que tuvo El Pájaro, al dar “el grito de independencia” en el Palacio Municipal Autónomo la noche del 15 de septiembre que difundió en internet por you tube (claro que los periodistas no se dieron cuenta de esto), nos encontramos con un deterioro en las  relaciones que fueron debilitando la alianza entre sicarios.
La gota que derramó el vaso sería finalmente la masacre del pasado 16 de octubre en la que murieron la compañera Teresa Ramírez Sánchez y Serafín Ubaldo Zurita en el paraje Tres Cruces. Frente a la sospecha fundad de que había sido una masacre ejecutada por el MULT, Rufino Merino que encabezaba una campaña de esta organización en la ciudad de México para reposicionar su imagen luego de la sangrienta toma que hizo de San Juan Copala, declaró al menos en La Jornada que los autores de la masacre habían sido los de UBISORT, sus hasta hace unas semanas aliados.
¿Cómo lo sabía? ¿El los vio? ¿Lo planearon juntos? ¿Era parte del nuevo plan para empezar a deshacerse de su antiguo aliado? Y aquí inicia la nueva etapa de violencia ya no sólo en Copala, ni en la región Triqui, sino en todo el estado. ¿Por qué luego de contribuir UBISORT a que el MULT se hiciera de San Juan Copala ahora debería pagar con todos los platos rotos mientras el MULT se quedaba con todo el botín? ¡De ninguna manera! Sobre todo en un momento tan delicado de un cambio de régimen, que (no obstante las alianzas de Gabino Cue con el viejo régimen priista que se observa con claridad en la composición de su gabinete) podría traerles serias dificultades e incluso el fin de la impunidad, aunque solo fuera para taparle el ojo al macho.
Así, que previo reclamo a Ulises Ruiz UBISORT decidió dar una lección al MULT, al tamaño que –desde su punto de vista– se merecían.
Un día antes de la muerte de Heriberto Pazos, Rufino Merino había recibido la humillación de las preguntas concretas. Compareció ante la Comisión Plural de la Cámara de Diputados sobre el caso de Copala, formada 6 meses antes y a la pregunta concreta “¿Y ustedes en este conflicto cuantos muertos han tenido?” contesto casi con orgullo:
—350 muertos y ….
–¿En este año? ¿En lo que va de este conflicto? –lo interrumpió Helidoro Díaz presidente de esa comisión.
–Este, bueno, este, … no, en 30 años que llevamos como organización –contestó Rufino— de los 80s para acá.
–¿Este año, de septiembre del 2009 para acá, cuántos muertos tiene el MULT?
–Uno.
–Solamente lo pregunto para dimensionar el conflicto actual –comentó el diputado.
Y ciertamente mientras en lo que va del año el Municipio Autónomo de San Juan Copala ha perdido más de 20 vidas directamente relacionadas con la represión a la lucha que están dando, el MULT no puede acreditar una sola muerte en ese contexto.
Pero alguien en Oaxaca parece que se percató de esa desventaja en muertos de su instrumento electo para ejercer presión social frente al nuevo gobierno. Y… resolvió el problema al siguiente día con tres silenciosas balas o con tres guardaespaldas sordos. La respuesta de Ulises, el mensaje dirigido a la Comisión Plural de la Cámara de Diputados para el caso Copala es: ¿Así o más muertos?
Una vez muerto Heriberto Pazos, Rufino Merino tomó en sus manos la dirección del MULT y exacerbó los ánimos de la gente de base del MULT y unas horas después se iniciaron los bloqueos. A las 4 de la tarde, el MULT se congrega en el Parque del Llano en Oaxaca dispuestos a marchar en contra del Campamento de Desplazados del Municipio Autónomo de San Juan Copala. El MULT no estaba buscando quien se la hace, sino quien se la paga.
Afortunadamente este ataque no se materializó dada la inmediata difusión que hubo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos quien había emitido al Estado mexicano la petición de medidas de protección urgentes y el cálculo político de la dirección del MULT. El tiempo dejó claro a las bases lo que la dirección emergente del MULT ya sabía, que la muerte de Heriberto venía por otro lado.
Y la respuesta del MULT no tardó mucho en llegar.
La tarde de este martes 26 de octubre de 2010, tres días después del asesinato de Heriberto Pazos, un grupo armado arribó a la comunidad de Guadalupe Tilapa y abrió fuego de manera indiscriminada contra habitantes de la población la mayoría de estos militantes de UBISORT.
El miércoles 27 de octubre de 2010 MULT denuncia que miembros de Ubisort procedentes de Guadalupe Tilapa, tirotearon a sus seguidores de la comunidad de Coyuchi. Rufino Merino Zaragoza, aseguró que la balacera es una provocación al MULT ante el asesinato de su máximo dirigente Heriberto Pazos Ortiz, según reporte de prensa afirmó: “Creo que es una provocación para que nosotros respondiéramos, pero no estamos en esa idea; nosotros, le apostamos al diálogo para alcanzar la paz”, sólo se le olvidó mencionar las 2 horas de balazos en Guadalupe Tilapia del día anterior.

Así las cosas, pretender que la violencia que se está dando en estos momentos es una violencia fratricida basados en el saborcillo que quedan de la lectura de las impresiones de académicos que pisaron el suelo Triqui de hace 50 años con una profunda visión mestizocentrica, es contribuir a no resolver el problema.
Pretender que es una pugna sin sentido entre dos o tres grupos, sin ver la relación de estos grupos y sus acciones con las esferas del poder. Es no contribuir a resolver el problema.
Pretender en una visión etnocéntrica muy propia de la sociedad occidental que todo se resuelve sentando a dialogar a las partes, ignorando precisamente el escenario real en                                                                  el que es determinante la política genocida de Estado para aniquilar al pueblo Triqui (en particular, pero en general a todos los pueblos indígenas que tengan recursos que puedan ser saqueados por la ordenadita y bien portada clase empresarial) es no contribuir a la solución del conflicto.
Pretender que el pleito verdadero es entre tres actores, MULT,  UBISORT y Municipio Autónomo de San Juan Copala, descontando la alineación en todo momento de los dos primeros y de otro actor no mencionado que es el GOBIERNO FEDERAL con el actor ULISES RUIZ, es no ver el bosque que está oculto tras los árboles.
Es evidente que ni MULT, ni UBISORT son la contraparte del Municipio Autónomo. Si así fuera desde el primer gran escándalo que provocó la masacre en la que murieron Jyri Jaakola y Beti Cariño, el Estado habría hecho acto de presencia para imponer o tratar de imponer el orden, pero no lo hizo así no obstante que el tema Copala tiene incluso, por los muertos extranjeros, una connotación internacional.
¿De dónde sacarían estas organizaciones recursos propios para comprar las toneladas de balas, los cientos de rifles AK-47, que no son baratos, los cientos de jornales o salarios para mantener durante más de 10 meses el cerco contra San Juan Copala? Porque es un hecho que los paramilitares también comen y también tienen que alimentar a su familia, no todo es por un odio a la idea de autonomía o por amor al MULT o al UBISORT.
Mantener un cerco militar en medio de la sierra no es tan fácil. Los hombres ¿hombres? Que se necesitan para completar el cerco son demasiados, pero además esa cantidad debe ser multiplicada por tres, pues todo cerco militar tiene al menos tres turnos de “trabajo” ¿trabajo? Si MULT y UBISORT son organizaciones sinceramente dedicadas a su pueblo ¿de donde iban a sacar ese dinero?
Alguien se los proporcionó, y ese alguien es en realidad la verdadera contraparte del Municipio Autónomo.
Y si, ya sé que estar encerrado, sitiado, sin poder salir ni por agua, sin poder llevar al médico a tus heridos, sin poder llevar a los niños a la escuela, etc. también cuesta, pero quiero suponer que no es comparable con los gastos de los que mantienen el sitio.
¿Cuáles son los motivos propios, innatos de Ubisort para mantener un cerco militar durante más de 10 meses contra San Juan Copala? ¿Los has analizado? ¿Te lo has preguntado?
–“Es que nosotros no estamos de acuerdo con el municipio autónomo, queremos estar como antes, como agencia”.
–Pues compañero, estás en tu legítimo derecho de no sumarte al Municipio Autónomo, sigue operando como agencia municipal, sigue haciendo tus trámites en Juxtlahuaca.
¿Cuáles son los motivos del MULT para rivalizar antagónicamente con el Municipio Autónomo.
-“Es que ya los llamamos a negociar y ellos no quieren negociar”.
–¿Y por eso los vas a matar?
–Bueno, es que no estamos de acuerdo con el Municipio Autónomo.
–¿Ah no? pues no le hagan caso, dejen que esos utópicos construyan su utopía y ustedes sigan su camino, repórtense a Juxtlahuaca donde ustedes, los del MULT, por medio del PUP ganaron la presidencia municipal.
–Ah no. Eso sí que no. No estamos de acuerdo con ellos. Los vamos a encerrar, no tendrán que comer y cuando estén exhaustos vamos a entrar a tomar el poblado, a desalojarlos y así no serán más un municipio autónomo.
–Espérate compadre, ¿qué lógica le ves a lo que estás diciendo y haciendo?
–Es que no estamos de acuerdo con el Municipio Autónomo.
Es claro que tanto el discurso del MULT, como de UBISORT solo son el pretexto que oculta el motivo verdadero y este motivo no nace ni en el MULT, ni en UBISORT, porque sería mucha casualidad que dos organizaciones hasta hace un año antagónicas coincidieran plenamente en todo lo esencial, no obstante que son enemigos a muerte.
El motivo verdadero está en la verdadera contraparte del Municipio Autónomo. No es una locura tanta muerte. Al menos en la mente de quien orquesta esta fiesta de sangre, cada muerte tiene sentido, se “justifica” en los cálculos políticos y pecuniarios del gobierno de Ulises Ruiz y este cálculo no siempre lo advertimos pues estamos acostumbrados a pensar en una lógica sexenal, y los cálculos de violencia y control de Ulises Ruiz son transexenales.
Ahora bien. Otra pregunta interesante es ¿Cuáles son los motivos de los triquis que coinciden y se organizan en torno al Municipio Autónomo?
–“Vamos a hacer un municipio autónomo para ver si nos meten una chinga, para ver si asesinan a nuestros jóvenes cuando pasen por La Sabana, para ver si nos emboscan los del MULT cuando organicemos una caravana de mujeres, para tener que resistir 10 meses un cerco militar sin comer como habitualmente comemos, sin dormir, siempre vigilantes, para ver si al final nos quitan nuestras casas, nuestra tierra, nuestros animales y al final tenemos que salir de nuestro pueblo con lo que traemos puestos y marchar hacia la nada”.
No. Yo creo que esos no son los motivos.
MULT y UBISORT han acusado a la gente nucleada en torno al Municipio Autónomo de querer formar un Municipio Autónomo. Ellos, los acusados, aceptan ese cargo.
–En efecto, eso es lo que queremos y estamos haciendo.
Pero a todo esto ¿Qué es eso de Municipio Autónomo? Aquí precisamente está el quid de tu duda: “No entiendo esta violencia fratricida” (con muertos solo o preferentemente de un solo lado, como ya dije).
Aparentemente estamos ante un problema que no tiene solución. Ya que no entiendo la violencia fratricida, pues es un tema muy complicado, muy complejo, inentendible, luego entonces no se puede hacer nada.
Y efectivamente es un problema sin solución, sobre todo si no son tu hijo o tu madre los que están perdiendo la vida.
Y ¿Cómo va a ser entendible? Si ahorita mismo te pregunto: ¿Ya leíste –por ejemplo–                                                                       la declaración de constitución del Municipio Autónomo? Estoy seguro que la respuesta es NO. Aunque preferiría estar equivocado.
En su declaración de Constitución, el Municipio Autónomo de San Juan Copala, expone sus puntos de vista, las razones para constituirse en tal, y sus propósitos. Es cierto que lo que dice un documento no necesariamente es una realidad, cualquiera puede mentir, pero aún frente a eso nos queda el recurso de comparar lo que dicen con lo que hacen.
Pues empecemos por ahí, por documentar el caso, por ubicarlo en la línea del tiempo y en sus etapas, sus actores reales y los subyacentes y no solo a partir de las impresiones subjetivas de quienes con su silencio militante, “políticamente correcto”, de meses, han sido cómplices silenciosos de la masacre contra un pueblo indígena.
Compañera, creo que somos más o menos de la misma edad y que por tanto que uno u otro cambie de posición en torno a sus ideas es difícil, pero también creo que no se trata de cambiar de posición, sino cambiar de actitud. Si no entiendo un problema tengo dos caminos: No hacer nada al respecto, quedarme con la duda, relegar al tiempo su comprensión o investigar, documentarme, reflexionar, intercambiar puntos de vista.
Claro, esto si en verdad tengo un compromiso con la verdad y la justicia.
Yo le iría más a lo segundo, y creo que tú, en tu calidad de periodista, de un medio de comunicación tan importante tienes un compromiso social con lo segundo.
Gracias por leerme, perdón por tocar un tema que probablemente no es de tu interés, un abrazo, y te anexo la declaración de Constitución del Municipio Autónomo de San Juan Copala.
David Cilia Olmos
27 de octubre de 2010
A medio año del asesinato de Jyri Jaakola y Alberta Cariño.

Comentarios cerrados