Consulta nuestro Archivo anterior

subscribete: Entradas

VENEZUELA, FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA

0 Comentarios

Agenda Zamorana contra el Imperialismo y el reformismo

fuente:  www.prensadefrente. org

 

El Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora(FNCEZ) convoca mediante una agenda programatica a la conformación de una gran alianza "contra el Imperialismo y la burocracia reformista por la defensa y profundizació n del proceso, la construcción del auténtico Socialismo y superar el modelo capitalista" . Construcción del Socialismo; Revolución agraria y Guerra total a la corrupción son algunos de los puntos que conforman el texto que difundimos a continuación:

Entrevista: "Una cosa es apoyar la revolución y otra calarse las porquerías de la corrupción y el burocratismo"

Al pueblo de Venezuela y a los pueblos del mundo: Dos grandes amenazas se ciernen sobre la patria, sobre el pueblo venezolano y su revolución bolivariana: el Imperialismo Norteamericano empeñado en truncar la refundación de la nación, y recuperar para sus intereses nuestro suelo patrio, y el Reformismo, encarnado en una nueva casta política burocrática y corrupta.

Hoy es difícil definir cual es más peligrosa, ya que la segunda es absolutamente funcional a los propósitos del Imperio. Ellas pueden terminar destruyendo la esperanza popular nacida de este hermoso proceso liberador, si el pueblo bolivariano no asume que sólo él, puede salvar la revolución. No hay alternativa, sólo los sectores populares, estudiantes, obreros, campesinos, desempleados, clases medias progresistas, con Bolívar, con Zamora y con el Comandante Chávez, como líder pueden salvar a la Patria , de una nueva derrota histórica.

Hoy, cuando conmemoramos un año más de la muerte del Libertador Simón Bolívar, alma y guía de nuestra luchas, y evocando el ejemplo rebelde de Zamora, símbolo del combate contra la casta burocrática traidora a la Revolución , el FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, conciente de la compleja etapa en la que se encuentra la revolución, se dirige al Pueblo Venezolano, a los excluidos y marginados de siempre, a los sectores progresistas, democráticos, a los intelectuales, artistas, y en fin, a todos aquellos que creen firmemente en una Patria Soberana, Libre e Igualitaria, para fijar posición frente a la actual coyuntura, y sobre todo, para proponer la AGENDA ZAMORANA CONTRA EL IMPERIALISMO Y EL REFORMISMO BUROCRÁTICO.

Con esta plataforma programática, pretendemos encontrarnos y construir una gran alianza nacional. Convocamos a los sectores populares y democráticos con el urgente propósito de luchar por la defensa y profundizació n del proceso, la construcción del auténtico Socialismo y superar el modelo capitalista.

Una nueva ofensiva sediciosa está en marcha. El Imperio en su lógica perversa nunca aceptará nuestro derecho a ser libres y soberanos. Nos considera parte de su espacio vital, tanto del punto de vista geopolítico, como de sus enormes requerimientos energéticos. En esta nueva ofensiva, busca desestabilizar el país, generando una sensación de inseguridad permanente que mine la moral popular, y por lo tanto el apoyo del pueblo al Comandante Hugo Chávez. Ya lo hicieron en Nicaragua Sandinista y lo han intentado repetidamente en Cuba.

Procuran que el cansancio psicológico, emocional y moral termine por rendir nuestra vocación libertaria. Para ello sostendrán una fuerte ofensiva de guerra psicológica apoyándose fundamentalmente en los medios de comunicaciones privados, tratando de explotar la ineficacia, la ineficiencia e incapacidad de gran parte de los Alcaldes, Gobernadores y funcionarios del gobierno central (reformistas y burócratas) que conciente o inconscientemente socavan las bases de la nueva institucionalidad. Tratarán de hacernos ver que el responsable de esto es el Presidente, que ofrece y ofrece y no cumple. El distanciamiento entre el discurso revolucionario del Presidente y la ejecución práctica del mismo, se ha convertido en una amenaza de enorme envergadura para la Revolución Venezolana. Otras variantes que ejecutarán, son las acciones de grupos paramilitares internos, que mediante el sabotaje a industrias estratégicas, como PDVSA, o el asesinato de dirigentes probos y legítimos, generen la sensación de un conflicto interno en ciernes. El objetivo estratégico de este Plan Contrarrevolucionar io es el de siempre, derrotarnos a como dé lugar. Puede ser construyendo condiciones para llegar a un escenario de elecciones presidenciales con un clima tal, que el pueblo agotado vote por otra alternativa distinta a Chávez, como también, desatar una Guerra Civil, o una escalada en la frontera que les permita intervenir a nuestro país tras la fachada de la pacificación. El plan de varias aristas y fases, que contempla seguir insistiendo en nuestro aislamiento internacional. Va dirigida en esa dirección la orden dada a la oposición para retirarse de las elecciones parlamentarias, y la magnificación de la abstención electoral aporta a dejar sentada la sensación de un gobierno ilegítimo, con lo que a mediano plazo pudieran justificar acciones internacionales contra Venezuela, como la trillada “aplicación de la carta democrática” de la OEA hasta el bloqueo económico.

En todo este plan sigue estando más vigente que nunca el asesinato del Presidente, en donde incluso sectores del reformismo burocrático “chavista” pudiera participar.

Alertamos a la FAN y al Comandante Chávez, sobre el fortalecimiento de la penetración paramilitar Colombiana en la frontera de Apure y Táchira, y advertimos que sectores del llamado “chavismo” reformista burocrático, estarían apoyándolos. Estas acciones se inscriben dentro de la misma ofensiva imperialista y procuran tensar las relaciones Colombo- Venezolanas para expandir el Plan Colombia contra Venezuela.

Toda esta estrategia desestabilizadora, se ve favorecida por la corrupción, la incapacidad e incompetencia de gran parte de los funcionarios públicos, que limitan la eficiencia del gobierno, que impiden que la nueva institucionalidad, la nueva estructura social y los ejes del “Nuevo Mapa Estratégico” se hagan realidad. Es así, como boicotean los programas insignia del gobierno. Las Misiones sociales se ven incapacitadas para cumplir con su cometido, la casta reproduce las prácticas adeco-copeyanas de hacer política: la dedocracia, el populismo, la compra de conciencia, el uso de la política y la actividad pública para el enriquecimiento individual. Todo esto sucede ante la mirada complaciente de la elite de los partidos MVR, PODEMOS, PPT que parecen más ocupados en pugnas por el poder político y económico que en dirigir acertadamente la gestión gubernamental.

En ese sentido las elecciones parlamentarias evidenciaron un claro distanciamiento y rechazo tanto a la derecha fascista, como de la nueva elite burocrática reformista, por parte de los más amplios sectores populares. Los argumentos que emiten uno y otro, no explican el fondo del fenómeno abstencionista. La verdad es que el Pueblo no salió a votar, no por que no esté con el proceso revolucionario y con el Comandante Chávez, como dice la derecha lacaya, si no porque no reconoce a gran parte de la dirigencia reformista de los partidos oficiales como su vanguardia, como sus líderes. No salió a votar porque le impusieron los candidatos aún cuando el Presidente había prometido que serían electos por la base. No salió a votar porque los parlamentarios de MVR, PODEMOS y PPT no van a los barrios, no van a los caseríos, están distanciados del Pueblo, son la más viva expresión del burocratismo que tanto cuestiona el Comandante Chávez. El Pueblo no es pendejo, es sabio, el Pueblo sabe que las elites de estos partidos están traicionando la revolución. Porque el que no aplica las directrices emanadas por la conducción estratégica, está traicionando, y que en definitiva no se identifica con los postulados, con los objetivos del Proyecto Político Bolivariano. Sin embargo, reconocemos que entre los diputados electos hay compañeros revolucionarios, valiosos, minoría sí, en los cuales ponemos nuestras esperanzas para que desde la Asamblea Nacional empujen los cambios y se pongan al lado del Pueblo revolucionario.

El FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, quiere deslindar de la nueva casta política corrupta y reformista, y anunciamos que le declaramos la guerra, política e ideológica, que haremos oposición revolucionaria a los sectores que en el MVR, PPT y PODEMOS se enriquecen con la revolución, se burlan del Pueblo y que ante una arremetida del Imperio serán los primeros en negociar.

Para el FNCEZ la guerra al reformismo burocrático, al latifundio, es la guerra a las cúpulas de éstos partidos y a quienes pactan con el enemigo de clase y usurpan el poder al pueblo.

Manifestamos nuestro total apoyo a la Política Internacional del Comandante Chávez, cuyo sentido estratégico es la búsqueda de un Mundo Multipolar, en donde el Imperio norteamericano no haga a sus anchas lo que le de la gana. Esta soberana política expresa profundamente el ideal bolivariano de la unidad de los pueblos, unidad que no puede ser vista sólo desde el plano económico en donde siempre ganan los ricos, sino, la unidad integral de lo Pueblos que apunta a promover un nuevo modelo de sociedad, a la erradicación de la exclusión y del atraso, para lo cual la solidaridad entre los Pueblos es fundamental. Rechazamos las acusaciones de la derecha pro yanqui que con su acostumbrado egoísmo señala que el gobierno esta regalando nuestras riquezas, cuando de lo que se trata es de ayudar solidariamente en un intercambio justo a pueblos hermanos, con recursos que son vitales para su desarrollo.

El Presidente Chávez no regala nuestros recursos, los invierte en una estrategia que es la unidad de los Pueblos. Esta unidad, que ya plasmó el Libertador Simón Bolívar, y que es imprescindible dado el contexto mundial y regional, nos hará más fuertes para luchar contra un enemigo común: el Imperialismo yanqui.

Ante esta doble amenaza es necesario levantar una alternativa popular, que le permita al Pueblo en alianza con sectores patriotas de la FAN y empresarios nacionalistas mantener el rumbo transformador y socialista del proceso.

El FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA, organización social revolucionaria, que agrupa amplios sectores de campesinos, se compromete ante el Pueblo Venezolano, a luchar por la materializació n de esta agenda, y convocamos a la unidad de toda la Nación para derrotar las pretensiones imperiales de hacernos neo-colonia y para expulsar del proceso a los traidores reformista y corruptos.

1. LUCHAR POR LA CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO. Para ello es fundamental que la propiedad social se haga hegemónica aunque prevalezca la propiedad privada y mixta. Se hace necesario entonces luchar porque la política del Estado dirigida a este propósito se fortalezca y se haga eficiente. Esto pasa por supera el estado burocrático y corrupto y acelerar la construcción del nuevo estado revolucionario que viabilice la construcción del poder popular como objetivo estratégico.

2. LUCHAR POR PROFUNDIZAR LA REVOLUCION AGRARIA AGROECOLOGICA, LA SOBERANÍA ALIMETARIA Y LA GUERRA AL LATIFUNDIO.

3. POR LA IMPLEMENTACION DE LOS ACUERDOS DEL TALLER DE SEGURIDAD CAMPESINA.

4. POR LA INDUSTRALIZACIÓ N DEL PAÍS Y LA RECONVERSION PRODUCTIVA.

5. DEFENSA DE LAS INDUSTRIAS ESTRATÉGICAS Y SU TRANSFORMACIÓ N REVOLUCIONARIA.

6. POR LA MATERIALIZACIÓ N DE LAS DEMANDAS DE NECESIDADES BÁSICAS DE LA POBLACIÓN ; TALES COMO EDUCACIÓN, SALUD, TRABAJO, VIVIENDA Y ALIMENTACIÓN.

7. POR LA DEMOCRATIZACIÓ N PARTICIPATIVA DE LAS INSTITUCIONES Y DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA.

8. DEFENSA DE NUESTRAS RESERVAS NATURALES, ECOSISTEMAS Y BIODIVERSIDAD. CONSTRUIR A TODO NIVEL LAS GUARDIAS TERRITORIALES.

9. LUCHAR FRONTALMENTE CONTRA LA CORRUPCION.

10. TRABAJAR POR LA REELECCION DE COMANDANTE CHAVEZ: “10 MILLONES DE VOTOS PARA COMBATIR LA BUROCRACIA Y EL REFORMISMO”.

¡Para Continuar La Marcha !
¡Organizar, Formar y Movilizar!
¡Guerra Total al Latifundio!
¡Tierra Ocupada, Tierra Trabajada!
¡Guerra Total a la Corrupción , la Burocracia y el Reformismo!
¡Zamora Vive y Vive!
¡La lucha Sigue y Sigue!
____________ _________ _________ _________ _________ _________ _________ _
VENEZUELA – REPORTAJE AL FRENTE EZEQUIEL ZAMORA
“Una cosa es apoyar la revolución y otra calarse las porquerías de la burocracia y el reformismo"

fuente: www.prensadefrente. org
Prensa De Frente en Venezuela.
Dialogamos con Andrés Tuesta, coordinador del Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora, quien caracteriza los procesos sociales y políticos que llevaron a Hugo Chávez al poder y los avances y retrocesos del impulso revolucionario, definiendo la situación como de "ganancia transitoria, con muchas posibilidades de involucionar" . En esta extensa entrevista, el dirigente campesino valora la prédica del líder venezolano, señalando que "evoca una continuidad histórica con el espíritu guevarista". Pero al mismo tiempo, alerta sobre lo confuso que puede resultar "el socialismo del Siglo XXI", si detrás de eso lo que se impulsa es un modelo basado en el Capitalismo de Estado. Quien puede darle un verdadero sentido al planteo de socialismo, dice Andrés, es "el propio pueblo, con su acción concreta". Publicamos también el texto completo de la "Agenda Zamorana", manifiesto político del Frente Campesino.

Ir a la "Agenda Zamorana contra el imperialismo y el reformismo"

ORÍGENES DEL PROCESO BOLIVARIANO

¿En que estado está el proceso revolucionario en Venezuela, en los planos político, social y económico?
Es una pregunta complicada, porque obliga a definir y a usar categorías que, de repente, no necesariamente explican el proceso venezolano, y no porque sea Venezuela, sino por la forma como se vienen construyendo o deconstruyendo los sectores sociales, los sectores políticos. Sobre lo que se entendía como ideología o proyecto revolucionario, en Venezuela está pasando una cosa bastante singular. De un lado, la emergencia de un liderazgo de personalidades de origen militar que inicia una temprana aventura conspirativa por allá por los ’80, con el juramento de Samán de Güere, que luego se transforma en movimiento subversivo subterráneo al interior del ejercito, de un ejercito corroído por la bonanza petrolera y la corrupción. Esa estructura subterránea fue como una larva creciendo de a poco al interior de los segmentos militares y termina con las insurrecciones cívico-militares del 4 de febrero y del 27 noviembre. Y decimos insurrecciones cívico-militares porque muchas veces se ha intentado catalogar ambas insurrecciones como putchs o intentonas golpistas tradicionales en América latina, cuando la verdad es que no ha sido así. Aquí hubo un vinculo directo de los sectores que han sido derrotados con la guerrilla de los ´60, que acercan sus brazos a las fuerzas militarse jóvenes en formación. Son ellos los que de alguna manera dan el primer hálito con sabor a marxismo a esas fuerzas armadas que lo único que veían eran Miami y Estados Unidos como opción de vida. En el camino, estos alumnos -si se puede decir-superan a los maestros y generan un proyecto que hasta ese entonces no era comúnmente asumido en América latina

¿Con que sectores de la izquierda se vinculan estos militares?
Con Ruptura , el partido de la revolución Venezolana, que se divide en varias tendencias: esta el sector Ruptura que dirige Kleber Ramírez, un gran dirigente político proveniente de la guerrilla, cuadro integral y que lamentablemente muere poco antes de que el presidente asuma el poder, falleció en el ´98. Están ellos, está Douglas Bravo, que hoy integra Tercer Camino, máximo dirigente de la guerrilla en los años 60. Con sectores de Bandera Roja, donde estaba el compañero Gerónimo Betancourt. Con sectores de después dieron origen a la Causa R , hoy PPT. Son distintos actores los que confluyen con estos militares.

Te decía que era atípico en la época lo que ellos asumen, y nos referimos al rescate de Bolívar. Bolívar rescatado en los años ´80 por un grupo de oficiales jóvenes influenciados por Torrijos; por Velazco Alvarado en Perú; por Torres en Bolivia; por Nasser en Egipto; por Tito en la ex Yugoslavia. Toda esa oleada del nacionalismo revolucionario que en los ´70 fracasa. El rescate del pensamiento de Bolívar en la idea de una estrategia de liberación continental, nacional, antioligarquica, creo que es un valioso aporte de este grupo de militares. Pero no se queda en el ámbito militar, sino que agrupa y abarca a los sectores de la izquierda revolucionaria cívica. Es un primer elemento que nos puede definir cómo es el carácter, cómo posicionarse frente al proceso.

Otro elemento a tener en cuenta es el de los actores en pleno proceso de los años ’80, principalmente estudiantiles, que son los que asumen la dirección del movimiento estudiantil en todas las universidades nacionales y privadas, con una postura radical y callejera, de combate permanente, con héroes y mártires como Sergio Rodríguez, compañero poeta joven, de la generación de los que están asumiendo los cargos directivos medios en el gobierno y con los cuales hay nivel de articulación. Son gente de origen popular, de barrios, que en algún momento tuvieron la posibilidad de acceder a la universidad en áreas de la ciencias sociales en todas sus variantes. O la muerte del Catire Paez, en Mérida. Compañero que estudio con todos los que han sido ministros de planificación y agricultura aquí. También vinculado a Vanguardia y a Ruptura. Ese es un segundo elemento

El otro es el huracán que despertó la primera insurrección contra el neoliberalismo que fue El Caracazo, el 23 de febrero del año 89. Justamente cuando el neoliberalismo está en pleno auge, cuando se produce la caída del muro y la derrota de la Nicaragua sandinista, curiosamente aquí, en el país mas despolitizado del continente, el país donde la izquierda política y sobre todo la militar que no fue derrotada fue cooptada por el sistema, emerge todopoderoso un movimiento social que nadie dirigió, que nadie sabe como emergió. Esas energías de la historia que en algún momento se expresan, irrumpen, determinaron que durante diez años entráramos en una situación de disputa entre el neoliberalismo y las fuerzas del campo popular, por la dirección de un modelo aquí. Son esos tres elementos mas o menos los que confluyen en la formación de este movimiento que podríamos llamar movimiento bolivariano.

ESTADO ACTUAL DEL BOLIVARIANISMO

- Esa disputa que se dirimió a favor del proyecto bolivariano, ¿en que estado de avance está en la actualidad?
Es una ganancia transitoria, decimos nosotros. Con muchas posibilidades de involucionar. La heterogeneidad de estos sectores, mas la incorporación de sectores propios de la clase media del viejo estado cuarto-republicano, producto de la falta de cuadros técnicos con experiencia para gobernar, generó que al interior del proceso y por la oleada, por la vorágine de la necesidad de ganar elecciones, se incorporara militancia abiertamante “copeyana”, “adeca” -por los democristianos y los socialdemócratas, los partidos que tradicionalmente se alternaban en el poder en Venezuela- sectores de derecha simplemente. Una variopinta de intereses y tendencias.

El proceso entró en dos momentos en redefinición. Un primer momento con la promulgación de las 40 leyes habilitantes, que termina en el golpe de estado del 13 de abril y donde el sector más de derecha, que hasta ese momento había controlado todos los espacios de poder político o publico, termina por irse. Encabezado por Miquelena, que fue presidente del Senado, vicepresidente, ministro del Interior y que el mismo día del golpe acusa a Chávez de asesino. Pero hay otros sectores que todavía están, que son la casta militar de mayores que hicieron el golpe del 27 de noviembre. Están vinculados a sectores de agroindustriales, financieros del país, están abarcando una complejidad de ramas de la industria, el comercio y las finanzas, convirtiéndose en una de los grupos con mayor poder económico y político en Venezuela. De hecho, creemos que ellos podrían ser el recambio de la burguesía rentista al interior del proceso.

Pero también existe otra dinámica, que es el dialogo permanente del presidente y las movimientos sociales. Y en ese dialogo lo que existe es la profundizació n de las Misiones como un estado paralelo. Ante la imposibilidad de transformar ese viejo estado burgués, por la burocracia, por la carga administrativa o simplemente porque es un monstruo que heredaste y te imposibilita o no tienes los recursos para transformarlo, se construyen las Misiones y ese estado paralelo sí lo está asumiendo directamente el movimiento popular. En ese estado paralelo, donde se están construyendo nuevas relaciones sociales, no están los partidos políticos que asumen entre comillas la dirección del proceso; está el pueblo. Un pueblo conciente, organizado, el pueblo rebelde. Pero también está la disputa entre esas dos visiones: la acción de la burocracia, de esta elite, de esta casta, y los movimientos sociales que pugnan por expresarse políticamente en espacios de representatividad.

PDVSA, AVANCE Y RETROCESO POPULAR

A ver si nos ayudas a comprender ¿Chávez ha podido con PDVSA, que era también un metaestado y una estructura con un poder grandisimo; también ha podido contra desafíos muy importantes y no esta pudiendo contra la propia burocracia de su administració n?
Lo de PDVSA fue un hermoso levantamiento, la segunda insurrección popular. La primera fue la del 3 que repone a Chávez, la segunda fue el paro petrolero. Durante 60 días este pueblo ha estado insurreccionando. tomando calles, instalaciones petroleras, las refinerías, rescatando barcos. En este pueblo nadie sabia que existían tanqueros, quienes manejaban el negocio de la gasolina, el transporte. El pueblo se politizó y también aprendió que PDVSA era suyo. Pero, esa hermosa insurrección también termina ahogándose. Y no es como se dice que PDVSA ahora es de todos. Bajo ese discurso lo que se hace es ocultar que el movimiento popular que rescató PDVSA o, mejor dicho, que ayudó al Estado a reafirmar su soberanía, fue excluido. Y quienes están dirigiendo son los mismos sectores burocráticos que nuevamente reengancharon a parte de esos 17 mil despedidos. Estamos hablando de 5 mil o 6 mil gerentes meritocráticos que habían sido despedidos, que estuvieron en los dos golpes en PDVSA y el pueblo está totalmente excluido. Simplemente es subsidiario de pequeñas obras como cortar el césped, algunas que otras cosas de suministros pequeños en logística. Pero los grandes negocios de PDVSA los siguen haciendo los mismos.

¿Por qué no fue una victoria total, por qué no se llegó a que el pueblo, las organizaciones populares, se involucren directamente? ¿Por qué se dio ese retroceso?
Tras del golpe del 13 de abril, que fue el primer momento para profundizar la revolución y dar un salto estratégico, Chávez aparece con el discurso de perdón a las 4 de la mañana. Con eso paraliza las masas.

¿Ustedes piensan que se podía y se debería haber hecho otra cosa?
En ese momento los que estábamos frente a Miraflores a las 4 de la mañana, que habíamos estado como tres o cuatro días sin dormir, en medio de la persecución, lo que hicimos fue decir simplemente no, ese no es el camino. Y el pueblo lo entendió así, que ese no era el camino, porque ahí lo que estabas incubando es el germen para una segunda intentona de golpe, que fue el paro petrolero. El responsable fue, en ese primer momento, el día 3, Chávez. Durante el paro petrolero el responsable fue el PPT, quienes asumieron el control en mando y dirección de PDVSA. Ellos empezaron a generar unos negociados totalmente al margen del presidente, con la confianza del presidente y con el discurso de que PDVSA ahora es de todos. Entonces creo que hay responsables específicos. Y es el PPT con Podemos los que terminan negociando el referendo. Ahí estuvieron a punto de sacrificar la cabeza del presidente en haras de construir, entre comillas, organizaciones nacionales o intereses estratégicos.

-LAS MISIONES: UN ESTADO "PARALELO"-

En el discurso de Chávez se ve permanentemente la incitación a nuevas formas de organización, a esto que tu llamas el estado paralelo a través de la Misiones ¿Esa es realmente su apuesta como líder de este proceso?
Nosotros creemos que si. El presidente ha mostrado una capacidad de maniobra política impresionante. Sobre todo para un tipo que viene de una estructura militar -esto cuestiona también los prejuicios que tenemos en la izquierda tradicional o en la izquierda cívica respecto a los militares: también pueden jugar un rol en los procesos de transformació n social- y siempre está generando iniciativas. Primero fueron los círculos bolivarianos: un millón de personas fueron juramentadas en la avenida Bolívar. Su propio hermano, Rodrigo Chávez, se encargó luego de desestructurar o darle otro carácter totalmente distinto a aquel con que fueron concebidos. Eso se desmontó; hoy no existen los círculos bolivarianos. Luego generó el comando político de la revolución, con 40 dirigentes históricos de la izquierda; la única vez que lo vimos fue cuando lo juramentó el presidente. Más tarde, el comando Ayacucho, que es para conducir el proceso del referendo. Los principales dirigentes, Ismael García y José Albornoz, el primero de Podemos y el segundo del PPT, terminaron negociando el referendo con Acción Democrática. Eso fue así de concreto. El presidente tuvo que intervenir directamente y formar otro comando, el comando Maisanta, con el cual se va al referendo y se establece la batalla de Santa Inés como un eje fundamental para ganar el referendo. Pero lo asume él directamente. Y permanentemente está creando nuevas misiones, la misión de La Hipólita , La Matea , Zamora.

Es que hay una preocupación por enfrentar el problema de la falta de eficacia o la poca relación que hay entre la estructura del Estado y los movimientos sociales, que tienen su propio proceso de construcción. Y ahí el deber fundamental de los propios movimientos sociales: cómo asumimos un papel más protagónico e incluso en ruptura con sectores institucionales que lo que hacen es frenar el impulso revolucionario. Por ejemplo, hace casi dos años se impuso un taller para gobernadores, alcaldes y parlamentarios con todos los estamentos de las fuerzas armadas, un taller de planificación estratégica. Se determina la estrategia del “salto adelante” en diez dimensiones, en diez objetivos y se construye un mapa estratégico. Del taller sale el mandato de que todas las autoridades ahí presentes debían implementarlo. Al sol de hoy, en ningún estado, en ningún municipio se ha implementado ni siquiera un lineamiento estratégico. Esto sirve para ver la desarticulació n que hay entre las políticas que aplica el presidente y las que implementan gobernadores y alcaldes. Es más: creemos que, frente a eso, una respuesta de los movimientos populares tiene que ser la de invocar el tema del referendo. Gobernador o alcalde que no esté funcionando, que esté al margen de los intereses del pueblo y del propio proceso -porque lo que está haciendo es desmovilizar y generar elementos en contra de la revolución- hay que revocarlos. Creo que ese es un camino de orientación que el pueblo tiene como arma, como instrumento para apoyar y respaldar el proceso que impulsa el presidente.

¿Cuáles son las tareas pendientes para poder encarar con la fuerza necesaria el desafío de revolucionar también las estructuras económicas de este país?
Hay un tema fundamental: la nacionalizació n de la banca. El principal generador de masa monetaria en este país es PDVSA, la industria petrolera. No hay más nada. El sistema financiero privado vive de las remesas, de los depósitos que hace el estado y sin embargo es el que estuvo especulando y coadyuvando a la fuga de divisas y capitales. Por eso se implementa el control cambiario. No es una arbitrariedad, sino que estamos yendo hacia un corralito argentino con la mayor masa monetaria de este país. Eso ha permitido, por ejemplo, que el Estado tenga 30.000 millones de dólares en un fondo de estabilizació n macroeconómica. Pero, entonces, tiene que pasar esos recursos hacia instituciones que en primera instancia puedan ser asumidas por el Estado, y luego transferidas a cooperativas o procesos autogestionarios, banca mutualista, otros sistemas más asociativos, para no construir un gran ogro detrás del Estado. Sin embargo, ese tema no está en discusión porque hay muchos intereses.

Otro tema es el de la democratizació n del Banco Central. Que es como un Estado paralelo como lo fue PDVSA, con el tema de las divisas. No solamente el cambio de su directorio, sino la auditoría de sus cuentas para que sea más público y más transparente el manejo de las finanzas del Estado. Por ejemplo, el presidente hace todas las misiones con los recursos generados por PDVSA. ¡Los del banco Central ni siquiera los puede tocar! Entonces estamos hablando de dos Estados, de dos fondos distintos.

El tema de la socialización del poder pasa también porque tanto el Banco Central como PDVSA no sean como intocables. Cuando el presidente dice “en las empresas estratégicas no puede haber cogestión” ¿que esta diciendo? Esta diciendo: vamos a construir un capitalismo de Estado. Concientes de que la cogestión no necesariamente implica socialismo, no necesariamente implica cambios en las relaciones laborares o de poder, pero sí es un momento que permite al movimiento obrero, a los trabajadores, saltar a ese estado de conciencia, para luego plantearse la socialización, la empresa de propiedad social o la autogestión directa. No podemos hacer una revolución copiando el esquema cubano y la teoría de Pepe Gorrero. Hay temas que hay que discutir con el presidente.

Otro tema es que la concepción de las cooperativas sobre desarrollo endógeno: una cosa es el discurso y otra cosa es la práctica. Las cooperativas están siendo administradas como cualquier empresa normal y con problemas, con deficiencias en su estructura de funcionamiento, con el tema de créditos y demás. Nosotros planteamos que el cooperativismo debe ser una repuesta al cooperativismo normal capitalista burgués. Pero eso tiene que serlo en la práctica.

¿…por ejemplo?
Para dar un ejemplo, casos como éste (se refiere a la Cooperativa Berberé , integrante del FNCEZ, donde se realiza la entrevista), a pesar de lo limitado de estado de conciencia que todavía es débil, a pesar de la debilidad en el tema de la producción, hay una voluntad política de construir cooperativismo revolucionario de izquierda distinto a lo que plantea el Estado o los burócratas del Estado.

Lo mismo los núcleos de desarrollo endógeno: es como que los militares, con un grupo de civiles e ingenieros vienen, te hacen las cositas y te dejan los canales estos para cultivo organopónico, y ya. Esto es un núcleo de desarrollo endógeno cuando ni siquiera la propia gente ha participado de la construcción del núcleo ¿Qué se esta haciendo? Imposición, corporativismo. Eso no funciona así. Porque la gente no lo siente como suyo. Y en la medida en que no lo siente como suyo, cuando dejan de producir se van. Así hay centenares de núcleos de desarrollo endógeno. La estructura económica, las relaciones económicas tienen que cambiar. Tiene que haber una definición en cuanto a la burocracia de este país; no podemos seguir manteniendo un ogro gigantesco con gente y cantidad de recursos. Hay choferes en instituciones públicas que no tienen carro, por ejemplo. Eso te da una idea de la descomposició n de ese Estado.

EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

¿El socialismo del siglo XXI que hoy predica Chávez, en su concepción, entiendes que incluye estas ideas (nacionalizació n de la banca, de PDVSA, etc) o Chávez habla de un socialismo del siglo XXI en convivencia o en un plano de necesaria armonía con un sistema todavía capitalista en la económico?
Una virtud del presidente es que, al plantear el tema del socialismo del siglo XXI o el asumir el Patria o Muerte en Montevideo, evoca como una continuidad histórica de este proceso, el espíritu guevarista. Nosotros lo vemos por ahí. El espíritu guevarista es el más antiburacrático que ha existido entre todas las corrientes revolucionarias. Pero también él replantea lo que para muchos era como un muerto, un tema que estaba enterrado en el baúl de la historia: es el tema del socialismo y le da otro contenido, más allá de que eso no esté desarrollado. Son ideas para el debate, ideas para la acción. Y curiosamente quienes se encargan de desmontarlo son sus propios funcionarios. Tienen al encargado de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional , Rodrigo Cabezas, que dice: “no, el socialismo del siglo XXI no es comunismo, el socialismo del siglo XXI es como el de Felipe González en España, con empresas privadas”. Y después, cuando sale otro diciendo alguna estupidez parecida, nosotros le contestamos: “bueno; si el presidente no ha lo ha definido todavía, ¿por qué tu tienes que definirlo?”. Y más aún, quien tiene que iniciar ese debate es el propio pueblo y el pueblo tiene que definirlo en la acción concreta. Y lo que entendemos hasta ahora por intuicióne,es que ese socialismo del siglo XXI no será como Europa del este, no será como el de las socialdemocracias europeas o los estados de bienestar, y tiene que ser profundamente latinoamericanista. Desde reivindicar las creencias identitarias, las cosmovisiones indígenas ancestrales, la rebeldía de los pueblos originarios, los afrodescendientes. Tendrá que incorporar el pensamiento bolivariano y todo el pensamiento crítico que desde aquí se construyó. Tendrá que incorporar la cristiandad que deconstruyó el discurso religioso del conquistador; una teología de la liberación. Entre otras cosas, porque hay muchas otras corrientes más. Pero sobre todo tiene que ser socializante. Nosotros esto lo decimos más como declaración de principios. El socialismo que queremos es un socialismo que socialice toda la estructura del poder. No para construir un estado gigantesco, un ogro que controle toda la vida social; todo lo contrario. Para nosotros socialismo es socialización, es poder popular, es democracia directa, es autogobierno del pueblo. En esa corriente nos inscribimos. Y si habrá que luchar con corrientes que tienen otra visón, lo vamos a hacer. Por eso hemos definido: aquí se abre un período que es el de la contradicción reforma-revolució n. Y dentro de la corriente de la revolución nosotros nos inscribimos. Por eso buscamos articular con los barrios y otros sectores sociales una corriente, un bloque de fuerzas sociales que contenga esa dinámica apabullante de la casta burocrática que está en el poder.

¿Cómo definen las prioridades del Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora para esta etapa?
La consigna lo dice: “Organizar, Formar y Movilizar”. Nosotros este año lo hemos definido como el año de la formación. Esperamos formar alrededor de 800 compañeros en los catorce estados de construcción que tenemos, ya se inició una escuela regional y estamos iniciando 5 escuelas mas. Estas escuelas son con carácter autogestionado totalmente, sin recursos del Estado. Bueno, si el Estado ayuda, enhorabuena ¿no?. Pero si no, igual lo vamos a hacer. El tema de fortalecer la estructura orgánica del Frente, fortalecer su dirección nacional y regional. Forjar en esa propia dinámica de las escuelas un equipo de formación más permanente, mas consolidado y movilizar por los temas pendientes de las movilizaciones anteriores. Estamos hablando de las marchas a Caracas, las prioridades de las organizaciones campesinas, nuevos acuerdos estratégicos con el gobierno. Creo que con esas acciones de masas que vamos a hacer cerquita de la capital, con miles de campesinos, le vamos a decir al Estado: “una cosa es apoyar el proceso del presidente, la otra es callarse las porquerías que viene haciendo la burocracia y el reformismo”. Y ahí abiertamente iniciar el camino de confrontación con el reformismo. Si la respuesta de ellos va a ser la militarizació n, la represión, como ha sido en algún momento, aquí nos encontraran, sentados en estas mismas trincheras sembrando rebeldía y esperanza.

Comentarios cerrados